saltar al contenidoSaltar a la barra lateral izquierda Saltar al pie de página

Declaración Institucional 25-N

En este contexto de crisis sanitaria, y ante la imposibilidad de llevar a cabo concentraciones como en años anteriores, el Ayuntamiento convoca a los vecinos a sumarse a un minuto de silencia a las 12:00 horas por las víctimas de la violencia contra las mujeres, por las asesinadas y por las supervivientes.

El Ayuntamiento de Torres se suma a la declaración institucional de la Federación Española de Municipios y Provincias y manifiesta su compromiso en la lucha contra este modo de violencia que, cada año, sigue afectando a miles de mujeres:

Desde el Ayuntamiento de Torres de la Alameda:

ALERTAMOS sobre el peligro de las políticas de aislamiento y confinamiento que suponen un aumento de los niveles de violencia doméstica, sexual y de género, por lo que requieren una mayor protección.

REIVINDACAMOS el determinante papel transformador de los Gobiernos locales durante y después de la crisis de COVID-19 a la hora de construir economías y sociedades más igualitarias, inclusivas y sostenibles

.- RECORDAMOS que es necesario garantizar que la igualdad de género y los derechos de las mujeres continúan en la agenda política como factor esencial para hacer frente a la crisis del COVID-19, a corto plazo, y como elementos clave para favorecer la recuperación social, económica y sanitaria de todas las personas a nivel global, a largo plazo.

DEFENDEMOS la necesidad de promover acciones globales consensuadas que garanticen la continuidad de las políticas dirigidas a la eliminación de las normas sociales discriminatorias y el refuerzo de los programas de prevención y lucha contra la violencia de género.

RECLAMAMOS una respuesta coordinada que integre la perspectiva de género como hilo conductor el diseño de las soluciones que frenen la crisis económica y social originada por la COVID.

DEMANDAMOS la implementación de proyectos y programas locales que garanticen la igualdad de género en el empleo y el apoyo al espíritu empresarial de las mujeres, como medidas para preservar su independencia económica y prevenir la violencia de género.

MANIFESTAMOS nuestra preocupación por las altas tasas de empleo temporal de las mujeres que, unido a la destrucción y la caída del empleo advierten de un peligroso aumento de la brecha de género.

DENUNCIAMOS la carga que supone para las mujeres las situaciones de “confinamiento selectivo” en el ámbito escolar y respecto a las personas dependientes y las consecuencias que puede tener para el desarrollo óptimo de su carrera profesional generando nuevas formas de violencia social hacia ellas basadas en la reproducción de roles sexistas.

RATIFICAMOS nuestro compromiso con el Pacto de Estado contra la violencia de género y recordamos la necesidad de continuar avanzando en su desarrollo.

EXIGIMOS la transferencia de los fondos asignados para el ejercicio 2020 como medio para garantizar la continuidad de la senda de trabajo iniciada.

NOS QUEREMOS VIVAS Y LIBRES.