saltar al contenidoSaltar a la barra lateral izquierda Saltar al pie de página

Limpio en casa, limpio en la calle.

Reformamos nuestras casas porque queremos mejorar su aspecto o renovar elementos que han quedado anticuados o rotos, en definitiva, para deshacernos de aquello que ya no queremos tener a la vista ¿Qué nos hace pensar que esto que nosotros no queremos puede abandonarse en la calle de cualquier manera?

Incluso aunque lo dejemos en las proximidades de los contenedores, los camiones que recogen los residuos no se pueden hacer cargo de estos materiales porque su tratamiento no es el mismo.

Disponemos de un punto limpio y ,más sencillo aún, un servicio gratuito de recogida de enseres y poda (91 886 87 70).

Igual que queremos mantener en buen estado nuestras viviendas, el mismo impulso nos debería mover para conservar nuestras calles limpias. El daño y coste de estas acciones es muy elevado tanto para la imagen del pueblo como para las arcas municipales.

Limpio en casa, limpio en la calle.

CUIDAR TORRES ES TAREA DE TODOS. Colabora.