saltar al contenidoSaltar a la barra lateral izquierda Saltar al pie de página

Noticias

Buscar

Llega la primavera y los caminos de nuestro municipio se llenan de vida, son muchos los vecinos que pasean por ellos, un momento perfecto para recordar a los dueños de perros que es obligatorio que estos vayan siempre con correa por estas zonas.

La “Ordenanza general reguladora de tenencia y protección de animales de Torres” establece en el Capítulo III que “Los animales irán siempre sujetos con correa o similar dentro del casco urbano, parques públicos y caminos vecinales. Además llevarán bozal cuando la peligrosidad del animal o las circunstancias sanitarias así lo requieran. Se exceptúan de la obligación de ir sujetos en los espacios que a tal fin habilite el Ayuntamiento (Pipi-can) manteniéndose en todo caso la exigencia de ir acompañados por personas responsables y de llevar bozal cuando así proceda”.

Las sanciones por incumplir esta normativa van de los 150 a 300 € y de los 300 a 2400 € si se trata de un perro de raza potencialmente peligrosa.

Igualmente, los caminos no están exentos de la obligación de recoger las heces y limpiar los orines de nuestro perros.

Pasear por nuestros caminos es un tesoro que debemos preservar y mantener, CUIDÉMOSLOS.

Noticias Relacionadas