saltar al contenidoSaltar a la barra lateral izquierda Saltar al pie de página

La apariencia de nuestro municipio es un reflejo directo del comportamiento de sus habitantes.

La limpieza de nuestras calles es un factor fundamental para convertir a Torres de la Alameda en un pueblo agradable, acogedor, atractivo para sus vecinos. Las defecaciones y orines de nuestros perros deterioran la imagen de nuestro pueblo, debemos asumir nuestra responsabilidad personal y contribuir a la limpieza de nuestras calles.

El Ayuntamiento ha emitido un bando recordando lo establecido en la “Ordenanza municipal de convivencia ciudadana” y la “Ordenanza general reguladora de tenencia y protección de animales”:

1. Como medida higiénica ineludible, las personas que conduzcan perros impedirán que estos depositen sus deyecciones en vías públicas, parques, jardines y en general, en cualquier lugar no específicamente destinado a estos fines. En todo caso, ESTÁN OBLIGADOS A LLEVAR UNA BOLSA ADECUADA PARA INTRODUCIR LAS DEFECACIONES DE SU PERRO limpiando inmediatamente las mismas depositándolas posteriormente en los contenedores de recogida de residuos orgánicos, exceptuándose de la obligación las personas invidentes con perros[1]guía.

 2. El propietario o detentador del animal deberá evitar, de la misma forma, las micciones en fachadas de edificios públicos y privados y vías públicas, así como sobre el mobiliario urbano, ESTANDO OBLIGADO A SU LIMPIEZA INMEDIATA EN CASO DE PRODUCIRSE CON LA BOTELLA DE AGUA CON VINAGRE QUE TIENEN QUE LLEVAR IMPERATIVAMENTE. Del incumplimiento serán responsables las personas que conduzcan los animales o subsidiariamente los propietarios de los mismos.

Durante las próximas semanas la policía municipal realizará una campaña para comprobar el cumplimiento de estas medidas, el incumplimiento de la ordenanza conllevará una infracción leve sancionada con multa desde 150,25 hasta 300,51 euros.

Noticias Relacionadas